Centro hidrotermal en Guardo (Palencia)
JUNTA DE CASTILLA Y LEÓN
2005 - 2006
Otras obras

Encajado entre el río Carrión y la avenida de San Miguel en la localidad de Guardo, una zona donde la ciudad se diluye y se va transformando, sin límites precisos. Un terreno frontera entre la continuidad urbana y el entorno natural que lo rodea. Un contexto donde el orden caótico, lleno de irregularidades espontáneas que forman la naturaleza, son la inspiración para el proyecto del Centro Hidrotermal.

 

Proponemos la generación de un tipo de jardín japonés -jardín de rocas IWAKURA-, interpretación en la que se funde la religión con la geografía al ver las islas que parecen flotar en el mar. Agua y rocas de la naturaleza, rescatadas de sus emplazamientos originales, con el objeto de conseguir un marco interno de tranquilidad para el cuidado del cuerpo y de la salud, al margen de la muy bulliciosa realidad del entorno.

 

El objetivo es desvelar ese espacio intermedio de encuentro y desencuentro. Espacio denso, espacio fluido, espacio límite, sólo espacio. Espacio en movimiento en su interminable recorrer entre el río y el interior, atravesado ahora por su nuevo uso.

 

La respuesta ante esta situación nace una vez más de la valoración del paisaje, al prolongarlo con rocas emergentes que albergan los distintos servicios del programa. Estas rocas, en una formación ramificada, nos invitan a colonizar los espacios intermedios. El Centro Hidrotermal construye así una geografía artificial.

 

Estos elementos masivos contienen oficinas, aseos, tazas, duchas. El resto del espacio es susceptible de uso para diversas actividades en función de una mayor o menor compartimentación.

 

Las rocas, los vacíos y las circulaciones se concatenan para formar un todo en un ensamblaje tridimensional que busca la riqueza de la experiencia concreta.

 

La sorpresa de ir descubriendo el edificio a medida que se recorre.

 

La parte pública de edificio se organiza entorno al espacio principal de la sala SPA, con un patio que queda dispuesto libremente dentro de ella para separar físicamente cuatro zonas de funciones similares.

 

Las rocas serán una construcción de hormigón sin costuras, homogénea y sólida; suelos, techos, paredes, fachadas y cubiertas se construyen todos con el mismo material, vertido en diferentes espesores con objeto de atenerse a las especificaciones estáticas y térmicas, reforzado, pretensado o con adición de hormigón poroso allí donde sea necesario. La nieve y el agua de lluvia resbalando por las fachadas desde la cubierta proporcionarán a la estructura la apariencia de una roca. De este modo, el musgo y el liquen cubrirán el exterior de hormigón con una delgada capa de vegetación en los lados umbrosos. Una vez más naturaleza.

Ingeniería Teicon s.l. - Aviso legal