La bodega Pago de los Capellanes abre un nuevo espacio expositivo, destinado a los jóvenes artistas

PEDROSA DE DUERO,09/05/2013

(Fuente: www.http://castillayleondevinos.elnortedecastilla.es)

Las bodegas de Castilla y León no son ajenas a la cultura y al arte. Desde el miércoles 8 de mayo, la Ribera del Duero cuenta con una nueva sala de exposiciones en una de sus grandes bodegas. Rodeados de amigos, Paco Rodero y Conchita Villa inauguraban el Espacio Pago de los Capellanes con una exposición de los artistas burgaleses Inés Santamaría y Alberto Albor, dos coloristas muestras de pintura y escultura. Pero el proyecto no ha hecho más que empezar porque, según explicó el comisario de la exposición, Carlos Sáez, cada año la bodega abrirá sus puertas a dos muestras, tanto de jóvenes artistas burgaleses como del resto de Castilla y León.

fJuan Vicente Herrera comenta las obras con los niños Sara Olalla y Borja González en presencia de los artistas y de Conchita Villa en la inauguracion de la sala de exposiciones de la Bodega Pago de los Capellanes en Pedrosa de Duero, Burgos. :: Henar Sastre

La inauguración contó con un invitado de lujo, el presidente de la Junta de Castilla y León, Juan Vicente Herrera, que volvió a quedarse sorprendido con las inversiones enológicas de su tierra. Aunque no estaban previstas las declaraciones, Herrera no pudo por menos que «compartir la alegría de una hermosa tarde de primavera que augura una feliz cosecha», una vez alejado el peligro de las heladas de mayo, en un rincón «privilegiado de la Ribera del Duero». Herrera reiteró que «el vino es uno de los motores de desarrollo en Castilla y León» y «un motivo de esperanza en momentos de dificultad». También recordó otro motivo de felicidad: el apoyo unánime en el pleno de las Cortes a la Ley de Igualdad de Oportunidades para las Persona con Discapacidad.

p            Paco Rodero y Conchita Villa, posan delante del patio de los nogales de la bodega Pago de los Capellanes.

A continuación, el presidente Herrera mostró ese necesario trato de igualdad, cuando recorrió la exposición en animada conversación con Borja González y Sara Olalla, dos de los miembros de la Asociación Berbiquí, que recurre al arte como medio de inclusión social. Son dos de los niños que han realizado las 500 mariposas de colores que reciben entre aleteos al visitante en los jardines de la vanguardista bodega de Pedrosa de Duero, con la ayuda de la profesora y artista Inés Santamaría.
Aunque los propietarios de esta empresa familiar vitivinícola nunca han querido realizar una inauguración oficial de sus magníficas instalaciones en las que han invertido mucho dinero y muchos esfuerzos durante los últimos 15 años, lo cierto es que ayer estaba presente gran parte de la Ribera del Duero, entre ellos el presidente de Consejo Regulador, José Trillo; las alcaldesas de Aranda de Duero, Raquel González, y Roa, Juana González; y el alcalde de Peñafiel, Roberto García, presidente de la Ruta del Vino Ribera del Duero, así como la gerente de este consorcio, Cristina Prat.

En nombre de la Consejería de Agricultura acudió el director general de Industrias Agrarias y Modernización de Explotaciones, Jorge Morro. ambién acudieron, el presidente de la Diputación de Burgos, César Rico; y el vicepresidente, Ángel Guerra; el concejal de Cultura de la capital burgalesa, Fernando Gómez; y la directora de Gabinete del presidente, la burgalesa Virginia Arnáiz. Entre los amigos de los bodegueros destacaba la periodista arandina Gloria Martínez y el concejal del Ayuntamiento de Aranda Javier Rojo.

La apertura del Espacio Pago de los Capellanes completa unas obras que se iniciaron hace 15 años en Pedrosa del Duero, aunque sus propitarios aseguraban el miércoles que es un proyecto simpre inacabado. Situado en el espacio social que se cosntruyó en 2010, esta sala expositiva permitirá que los jóvenes artístas de Castilla y León puedan mostrar sus obras.


Nada en esta bodega se ha dejado al azar.

Ocho nogales centenarios y un manto de hiedra reciben a los visitantes y son los que han marcado, desde el principio, la construcción de esta bodega rodeada de viñedos que se integra en el paisaje natural.
 

La primera fase se construyó en 1996. Un edificio de planta rectangular en el lado oeste del patio de nogales alberga la parte de entrada de la uva en vendimia y los depósitos de fermentación. La bodega de elaboración se amplió años después para dar capacidad al volumen actual de producción. Tres años después, se construyó la nave de crianza en la zona norte del patio, a diez metros bajo tierra.

Cuesta Manvirgo

El segundo paso fue la bodega de expedición y embotellado de los vinos, en el lado este del patio. Se hizo un ejercicio de mímesis con el entorno próximo, la característica forma de la Cuesta Manvirgo inspiró las líneas trapezoidales del nuevo edificio.
 

En el 2010 se completa el conjunto con el edificio social. Concebido como elemento de unión entre las diferentes partes, aparece en el lado norte del patio, encima de la bodega de crianza, una figura apaisada y pura. Aquí se llevan a cabo las funciones propias de acogida, visita y relaciones humanas. Se trata de un espacio diáfano que enmarca las espectaculares vistas a través de grandes cristaleras y propone un recorrido fluido y amable. Representa el lugar de bienvenida de todos aquellos que se acerquen para formar parte de nuestra historia y de nuestros vinos. Esta obra responde a la joven arquitecta Estefanía Rodero Villa, una de los tres hijos de los bodegueros; su decoración estuvo en manos de Conchita Villa, que recurrió a Armani para los detalles decorativos.

Un hermoso vídeo documental elaborado por Javier Rodero, y premiado en París, muestra a los visitantes el paso de las estaciones por el viñedo y las distintas fases vegetativas de la vid.
 



Ingeniería Teicon s.l. - Aviso legal